Me he mudado, a partir de ahora puedes encontrar nuevas historias en:

http://www.control-zeta.es

Como es lógico, de ahora en adelante La Tierra de Uel no se actualizará, perdona las molestias

Por supuesto, todas las nuevas entradas podréis seguirlas a través del RSS de Control-Zeta.es


06 febrero 2006



Vecinos y ruidos


Enviar por E-mail



Recordar mis datos (?)



Toda la información personal que dejes aquí será gestionada bajo los términos de Privacidad de Blogger.com Más...



Cómo se están poniendo las cosas. Menos mal que mi hermana y yo ya nos fuimos con la música a otra parte:
No sé. Si alguién molesta se le puede dar un toque y normalmente se arreglará, y si no ya se pasa a mayores. Lo digo aunque el año pasado tenía unas vecinas que eran lo peor del mundo y nunca conseguimos que se portaran bien. Creo que la gente, en su mayoría, es civilizada.

Y con los instrumentos de música hay que ser pacientes, creo. Si queremos cultura el día de mañana creo que hay que aguantar ciertas cosas, siempre que se respeten los horarios, claro. Admito que un principiante de violín (y algunos no tan principiantes) suena mal, pero de ahí a denuciar y a imponer multas de ese tipo, creo que hay un largo trecho.

Mejor que denunciar es recurrir a venganzas más imaginativas.

Etiquetas:




6 Comentarios a “Vecinos y ruidos”

  1. Anonymous ananuska  llegó el 06 febrero, 2006 14:00 y dijo:    

    Estoy de acuerdo contigo, supongo que en parte se debe a que fui estudiante de piano.

    Reconozco que puede cansar oir cada día las mismas obras y que los ejercicios de digitación (ejercicios que se hacer para fortalecer los deods y acostumbrarles a ciertas secuencias) son monótonos y repetitivos, pero si se hace a una hora prudencial, evitando noches y siestas, em parece sacar las cosas de juicio el ir al señor juez.

  2. Anonymous hamster  llegó el 06 febrero, 2006 16:42 y dijo:    

    Yo suelo ser tolerante con los ruidos ajenos, más que nada porque creo que el que más ruido causa en el bloque de pisos soy precisamente yo. Alguna que otra vez los vecinos se me han quejado pero a la policia nunca han llamado.

  3. Anonymous Cantro  llegó el 07 febrero, 2006 16:44 y dijo:    

    No sé, no sé... a mí se me ha pasado por la cabeza denunciar a los hijoputas de los vecinos que:

    - Dan de comer a los gatos que se pasean por mi terraza, tirándoles la comida a la misma, con lo cual hay dias que la encuentro llena de papel de aluminio o huesecitos de pollo

    - El que me vacía los ceniceros en la terraza (es enorme mi terraza)

    Y menos mal que pillé al subnormal que comía naranjas y dejaba caer las cáscaras en ella. Se quedó blanco en cuanto le hablé de denuncias.

  4. Anonymous ananuska  llegó el 08 febrero, 2006 09:41 y dijo:    

    Cantro por donde vives?? es por no buscar piso por alli... :D

    menuda comunidad de vecinos!! y yo que me quejaba del niño de arriba que jugaba a tirar una canica y que botara...

  5. Anonymous Hombre de Uel  llegó el 08 febrero, 2006 10:13 y dijo:    

    Hombre, con vecinos como esos el tema es otro. Yo me referia a ruidos, pero cuando ya hablamos de basura y animales a lo mejor ahi que ponerse mas serio

    De todas formas el problema es siempre la falta de respeto. Con un poco de decencia estas cosas no pasarian

  6. Anonymous mastegas  llegó el 09 febrero, 2006 16:38 y dijo:    

    Pues mis tabiques son muy finos, y la verdad es que no me importan los gritos de la desquiciada que vive al lado (aunqué sí que luego se queje por escuchar por quincuagésima octava vez un diálogo de El señor de los anillos. Las dos torres a volumen 2 -sobre 45- del equipo de "cine en casa" a las 00:30 horas un jueves noche). Ni las "agradables" melodías de su hija practicando la flauta. Cuando uno ha convivido con todo tipo de personas, empieza a comprender que el día de más fiesta de uno y el de más cansancio y cabreo de otro se pueden juntar.

    Pero, en principio, en su casa cada uno hace lo que quiera. Y si se pasa, llama uno a los municipales, se usa el medidor de ruidos y si se supera lo permitido por la ley, multa. Si no, ajo y agua. ¿Hay reincidencia? Más multa...

    Lo único que sí que es verdad es que el típico sonido de obra (martillo+taladro, principalemente) sí que ha conseguido sacar los peores instintos asesinos que permanecían ocultos (¿o debería decir latentes?) en mí.

    Eso, si hablamos de ruidos. El tema basuras y suciedades varias no lo incluyo aquí, y sí que me toca más la moral.

Pon tu comentario




    Blogosfera La Tierra de Uel

Hemeroteca



Otras cosas