Me he mudado, a partir de ahora puedes encontrar nuevas historias en:

http://www.control-zeta.es

Como es lógico, de ahora en adelante La Tierra de Uel no se actualizará, perdona las molestias

Por supuesto, todas las nuevas entradas podréis seguirlas a través del RSS de Control-Zeta.es


19 abril 2006



La suficiencia de los muy ricos


Enviar por E-mail



Recordar mis datos (?)



Toda la información personal que dejes aquí será gestionada bajo los términos de Privacidad de Blogger.com Más...



A veces las personas ricas son normales. Las hay que han llegado con su esfuerzo y son normales o que lo son desde siempre y lo llevan con naturalidad. Pero también las hay a las que les llega sin merecerlo y sin esperarselo, y no saben que hacer con ella

Raúl Bravo (jugador del Real Madrid) estaba Sevilla en la noche del 13 de diciembre de 2004, tomando una copa después de un partido, junto a unos compañeros, y se percató de que la grúa municipal se disponía a retirar el coche marca Porsche del también futbolista Carlos Reina Aranda, con el que ambos se habían desplazado.

Según los policías locales, Raúl Bravo intentó evitar que se llevaran el vehículo con una 'actitud agresiva y chulesca', les dijo frases como 'estáis para dar por culo', y se refirió a la posible multa diciendo 'tengo para pagar lo que me pongan y mucho más' porque 'en el Real Madrid gano cien veces más', además de hacer otros comentarios soeces.

Mastegas ve en Larsson un gesto de amor por el fútbol. Debe ser el único que lo tiene. O debe ser cosa del equipo. Para mi no son más que una panda de nuevos ricos en su peor variante. Estravagantes y ambiciosos. Qué más les da las multas por correr con el coche, insultar o agredir. Qué más les da todo. Tienen demasiado dinero y no saben vivir con él

En otros lugares: Terra, Diario de Cádiz

Etiquetas:




3 Comentarios a “La suficiencia de los muy ricos”

  1. Anonymous ananuska  llegó el 19 abril, 2006 17:55 y dijo:    

    Creo que Mastegas se refiere a otra cosa, o al menos yo lo veo diferente.

    Cierto lo de la suficiencia de los muy ricos, pero por desgracia saben que el mundo mientras siga funcionando como funciona estará en sus manos, y una multa de aparcamiento es insignificante en sus ahorros. No justifico el ser arrogante o chulesco por el hecho de tener dinero, y es cierto que hay nuevos ricos que no saben llevarlo. pero en esta vida todo es relativo y si incluso yo he cambiado (hace unos años te habría dicho que mil pelas eran una fortuna, ahora me parece dinero, pero no una fortuna) a pesar de que mi poder adquisitivo tampoco a aumentado tanto, imagina que se multiplique por 100 o 200... el baremo cambia.

    Y lo de "estáis para dar por culo" no me parece justo, todos, tanto ricos y como pobres, piensan en algun momento que la poli está para dar por culo, y sólo ponen mutas para recaudar dinero.

    Lo que yo he entendido o la idea con la que me he quedado del post de mastegas, es que sólo unos pocos, al final de su carrera pueden revivir ese placer infantil de sentirte el rey del mundo al marcar un gol. Es el saber que hay futbolistas para los que no todo es el dinero y puede valerles más el grito de 90000 personas corenado su nombre que 90000 €.

  2. Anonymous mastegas  llegó el 19 abril, 2006 18:02 y dijo:    

    Precisamente a este tipo de cosas me refiero...

    Los jugadores actuales parecen haber perdido la perspectiva. Y cuando la quieren recuperar ya es demasiado tarde. Es el caso de tantos y tantos "fenómenos" (¿alguien se acuerda de Portillo, ahora que la promesa de moda se llama Soldado?) a los que se les hace despegar del suelo y que no tienen dos dedos de frente para pisar tierra: su ego está hinchado pero no pesa, la soberbia no pesa, tan liviana como la vanidad.

    No se trata tanto de amor por el fútbol de lo que yo quería hablar, sino de la inocencia perdida, del placer de haber marcado un gol en lugar de pensar en cuántos euros más va a reportar el tanto, de eso que sólo parecen recordar los dinosaurios.

  3. Anonymous Cantro  llegó el 20 abril, 2006 11:15 y dijo:    

    En el caso de Raúl Bravo más aún. No sé qué méritos tiene para estar en el Madrid, salvo que buscaban un tío baratito y que no supusiese competencia alguna para el ego de Roberto Carlos, que es un peso pesado en el club.

    Para mí su convocatoria con la Selección fue un regalo (ya me dirás a qué otro han llevado con sólo 6 partidos en primera, de los cuales en 4 había sido suplente). Había mejores jugadores en otros equipos, con más jerarquía, experiencia y calidad (un tal Del Horno, por ejemplo) que él, que no pasa de ser un jugador muy normalito y bastante gris... y con esa mentalidad sólo puede ir a peor.

    Pongamos un contraejemplo, Gorka Iraizoz. Cuando tenía 18 años le dijeron que no valía. Qué no tenía ni calidad ni condiciones para el fútbol. Pero perserveró, luchó, y hoy le disputa la portería del Espanyol a todo un Kameni, y consiguió que el entrenador que le dijo que no valía (Mendilíbar, creo) lo mantuviese de titular indiscutible y con grandes alabanzas (el técnico no se podía creer la evolución del portero) en el Eibar que casi asciende el año pasado.

    Pues lo dicho, habrá nuevos ricos, pero también los hay que no lo fían todo al dinero, como Valery Karpin, al que idolatran en Vigo por gestos que está teniendo al mando de la inmobiliaria que ahora dirige. El que más se le alaba fue apagar un fuego urbanístico que se había montado a cuenta de un edificio que se estaba construyendo y que iba a tapar una de las mejores vistas de la Ría en la ciudad. El problema se resolvió cuando él y Míchel Salgado, criado en Vigo y ex-compañero suyo en el Celta compraron el edificio en cuestión, paralizaron las obras antes de que estropeasen la vista... y se está convirtiendo en un museo.

    Otro, Frank Rijkaard, que renunció a un contrato de más de cinco millones de euros al año (tres años de duración), por irse a jugar al Ajax por 300 mil. El Ajax había sido el equipo que le había formado y estaba en reconstrucción, saliendo de una crisis histórica.

    O Julen Guerrero, al que le habían ofrecido contratos que superaban con mucho lo que ganaba en el Athletic y prefirió seguir.

    Y después, claro, están Luis Figo o Santiago Cañizares }:)

Pon tu comentario




    Blogosfera La Tierra de Uel

Hemeroteca



Otras cosas