Me he mudado, a partir de ahora puedes encontrar nuevas historias en:

http://www.control-zeta.es

Como es lógico, de ahora en adelante La Tierra de Uel no se actualizará, perdona las molestias

Por supuesto, todas las nuevas entradas podréis seguirlas a través del RSS de Control-Zeta.es


24 octubre 2006



No a De la Vega como candidata a Madrid


Enviar por E-mail



Recordar mis datos (?)



Toda la información personal que dejes aquí será gestionada bajo los términos de Privacidad de Blogger.com Más...



Como estoy en contra de las cadenas de mails y de SMS, me sumo desde aquí a la campaña para evitar que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, sea obligada a presentarse como candidata a la alcaldía de Madrid.

Considero que esta mujer es una de las personas más válidas del gobierno (y, probablemente, de todos los políticos) y no quiero que pierda su carrera como alcaldesa de Madrid o, lo que sería peor aunque bastante probable, como cabeza de la oposición en un ayuntamiento, aunque sea de la capital.

Me gustaría verla algún día como candidata por el PSOE, significaría que no me estoy equivocando y que la confianza que ahora mismo me inspira no se ha diluido.

Por eso difundo esta carta, encontrada en Escolar.net
Cunden insistentes rumores, dados por confirmados en algún medio de comunicación, sobre la posible candidatura de Teresa Fernández de la Vega a la alcaldía de esta desdichada capital. Ante ello, somos muchos los ciudadanos que deseamos hacer patentes nuestro asombro y nuestra indignación. En nuestra ingenuidad, no se nos había ocurrido que en el repleto banquillo del que habló Simancas estuviera sentada la vicepresidenta.

Las políticas feministas del gobierno Zapatero parecían tener el propósito de que la igualdad entre hombres y mujeres se manifestara en la representación paritaria de ambos sexos a todos los niveles, cosa que merece nuestra más entusiasta aprobación. Claro que algunas voces disconformes han esgrimido que lo importante para un puesto no es el sexo, sino el mérito, la capacitación, el buen hacer.

Tenemos una vicepresidenta del gobierno a la que nadie discute los méritos, que concita la mayor aprobación ciudadana de entre todos los ministros y líderes políticos. Si alguien parece imprescindible para el buen gobierno demostrado hasta ahora por José Luís Rodríguez Zapatero, esa sería Teresa Fernández de la Vega. Si, pero además de ser una excelente vicepresidenta del gobierno, ay, es mujer. Y por lo tanto, siguiendo la inveterada tradición de nuestras sociedades patriarcales, se recurre a ella cuando hay que corregir los desaguisados y recoger los platos que otros han roto.

Como los señores Solana, Borrell o Bono no desean comprometer su prestigio o su carrera política optando a la arriesgada competición por la alcaldía de Madrid, a alguien se le ha ocurrido que sea Ella, la que se sacrifique. Al fin y al cabo, está en la “naturaleza de las mujeres” hacerlo siempre.

Pues no, basta ya. Nos negamos a admitir que cuando por fin tenemos a una mujer de vicepresidenta del gobierno y además, una magnífica vicepresidenta, algo o alguien pretenda descabalgarla de ahí. Es la idea más disparatada y suicida de todas las que circulan por prensa y mentideros. Si eso llegara a ser cierto, todas las palabras, promesas y demostraciones de Zapatero y su gobierno a favor de la igualdad se echarían por la borda. Perderían toda credibilidad y se enfrentarían con la decepción y el despecho de quienes habíamos confiado en ellos.

Pero aún hay más: durante siglos las mujeres han carecido de identidad propia, eran intercambiables, cualquiera valía para las tareas procreadoras y ancilares a las que estaban destinadas: la que valía para un roto valía para un descosido. Afortunadamente hoy, las mujeres han adquirido personalidad. ¿Por qué creer que la excelencia de María Teresa como vicepresidenta conlleva ganar los votos de los madrileños para alcaldesa? Probablemente sería una magnífica alcaldesa, pero, hoy y ahora, es una magnífica vicepresidenta.

Dice la sabiduría popular que no se debe desnudar a un santo para vestir a otro, máxime cuando el otro no tiene aún ni la peana.

La alcaldía de Madrid es sin duda muy importante y simbólica y muchos madrileños anhelamos para nuestra ciudad políticas muy distintas a las que han desarrollado, durante demasiados años, los alcaldes del PP. Pero aún así, es completamente desmesurado, y un agravio para los demás ciudadanos de este país, privar al gobierno de la nación de lo mejor que tiene, independientemente de la “dimensión de género”.

Que a quien se le haya ocurrido tan peregrina idea la vaya olvidando porque muchos hombres y mujeres de Madrid y del resto de España valoramos mucho y confiamos mucho en Teresa Fernández de la Vega y vamos a apoyarla hasta el fin para que siga siendo nuestra vicepresidenta del gobierno.
Actualización (25/6, al día siguiente): El PSOE ya ha encontrado a un candidato, Miguel Sebastián, asesor económico de Zapatero, será el candidato a la alcaldía de Madrid. Aunque probablemente pierda y Gallardón siga cuatro años más al frente de la capital, queda el consuelo de que no será De la Vega la que se estrelle y destroce su futuro político. El duelo está servido

Pásalo

Etiquetas:




3 Comentarios a “No a De la Vega como candidata a Madrid”

  1. Anonymous Luisma  llegó el 24 octubre, 2006 15:07 y dijo:    

    Totalmente de acuerdo contigo, yo tampoco quiero que sea candidata a la alcaldía. Para mi es la mejor miembro del actual gobierno y no me importaría en absoluto que fuese la presidenta algún día.

  2. Anonymous Javier  llegó el 28 octubre, 2006 12:53 y dijo:    

    No se si vivís en Madrid, pero te aseguro que para los que sufrimos esta ciudad, sería una candidata excelente, y además con probabilidades de ganar y mejorar en algo nuestras vidas.
    Sebastián no es mal candidato pero por desgracia no es conocido y lo tiene bien jodido.

    ¿Es mejor ser mujer florero del gobierno central q alcaldesa de Madrid?

    Feminismo mal entendido.

  3. Anonymous Hombre de Uel  llegó el 28 octubre, 2006 13:46 y dijo:    

    Javier, si que vivo en Madrid, y no dudo que De la Vega fuera una gran candidata, que pudiera ganar (segun las encuestas, es la única con Solana y Bono con posibilidades), y que hiciera muy bien su trabajo como alcaldesa.

    Sin embargo, y dejando aparte razones feministas (no es el camino por el que yo iba, aunque si parece el de las cadenas de SMS que se han hecho), prefiero que continue como ministra y que algun dia pueda aspirar a mas, que ponerla en Madrid y correr el riesgo de que pierda, porque en ese momento se acabaria su carrera politica

    Es mejor tener posibilidades de ser presidenta del gobierno que cabeza de la oposicion en Madrid, eso es lo que creo

    Un saludo

Pon tu comentario




    Blogosfera La Tierra de Uel

Hemeroteca



Otras cosas